04 noviembre 2007

Frío


Madre, cántame una canción y no te vayas… sujétame la frente con la mano y no me dejes… cuéntame un cuento como cuando era niño… dime otra vez aquello de que es mejor ser tonto que ser malo… y, aunque me duerma, no me dejes solo y te vayas al frío del que no se vuelve.

6 comentarios:

Piel de letras dijo...

Estimado Soros:
dejé pasar algunas horas para poder animarme a colocar algo aquí. Me emocionó mucho esta entrada... lamento por lo que estás pasando, solo te mando un abrazo grande, sincero, cariñoso, lindo señor, en suma, un apapacho.

Des

Blasco Navalta. dijo...

simplemente pasaba por aqui, me ha gustado mucho tu blog y me ha emocionado tambien,un saludo y mucho animo.

Zeltia dijo...

Un post muy intimista, de los que más me gustan. Los comentarios que leo indican que algo ocurre. Espero que sean falsas apreciaciones.
Un abrazo.

Entré para dejarte la invitación para hacer el meme de "las 8 cosas", pero no sé si estarás de humor...

http://zeltia.zoomblog.com/archivo/2007/11/05/el-meme-de-las-8-cosas.html

Soros dijo...

Gracias, Piel de Letras, por lo del apapacho que es palabra cariñosa hasta meramente escrita.

Gracias, Blasco Navalta, de quien hasta hoy no tuve noticia. Visitaré tu blog con interés.

Gracias, Zeltia, perita en despedidas e intuitiva de raza.
Lamento ser un novato en esto de los blogs y no tener ni idea de qué es el meme de las 8 cosas. Miraré en tu blog por si lo encuentro allí.

koborron dijo...

Miña nai, miña naiciña,
coma miña nai ningunha,
que quentaba miña cara
co calorciño da sua.

La Criticona dijo...

África, Tu nombre suena a poesia a luna clara y a luz del día
Tu eres la luz que ilumina mi caminar
Solo se que alguna vez te veré en el cielo allá donde bailan las estrellas
Bajo los sones de un pianito flamenco.

Con una oración en la mano que a mi mi abuela me dió
Voy de camino a los gitanos a pedirles en oración
Que no se vaya, que no se quede dormía
Que tengo 21 primaveras y ella me hace falta todavía.

Hinqué mi rodilla en el suelo y llorando te pedí
No te la lleves Dios mío, sin ella no puedo vivir.

África, tu nombre suena a poesia a luna clara y a luz del dia
Tu eres la luz que ilumina mi caminar
Solo sé que alguna vez te veré en el cielo allá donde bailan los gitanos
Bajo los sones de un pianito flamenco.

Una mirada cómplice de mi hermano
Me dice que ella pronto va ha marchar
La madre que tanto nos ha amado
Y en una cunita hacia el cielo va.

Sólo se que algún día yo estaré contigo
Allá en las estrellas donde tu niño vive perdido.

África, tu nombre suena a poesia a luna clara y a luz del dia
Tu eres la luz que ilumina mi caminar.