12 noviembre 2007

Hablando...


La clausura de la Cumbre Iberoamericana ha dado un espectáculo triste. Parece que ya ni los poderosos saben guardar la educación ni mantener las formas, y no con los demás, ni siquiera entre ellos. Es como si también a sus palacios les hubiese llegado la marea negra de la telebasura y su estilo zafio se les hubiese contagiado. El presidente Chaves no deja hablar, el presidente Zapatero no consigue el hacerlo pese a su buen talante y el rey salta de pronto con lo que yo no me esperaba: ¿Por qué no te callas?, le dice a Chaves. Poco después se levanta y se va.
La actitud más educada me pareció la de Zapatero que, sin perder las formas, dijo, o mejor dicho, consiguió decir al final lo que quería decir. De la forma de actuar de Chaves, me parece histriónica como casi siempre y carente de respeto para sus interlocutores. Pero lo que hizo el rey forma parte de lo inesperado. No creo que se pueda pedir en una cumbre como la que estaban y por muy poco educada que fuera la intervención del otro, que se calle con un estilo tan cuartelero, como si Chaves fuese su subordinado militar y, mucho menos, levantarse y marcharse. El rey estaba allí de igual a igual con los otros presidentes y jefes de estado para defender con la palabra sus ideas. Creo que no hace mucho dijo que hablando se entiende la gente.
Sin embargo no es eso lo que más me llama la atención, porque un error lo puede cometer hasta quien ha sido educado para no hacerlo. Lo que me parece significativo es que, según parece, la mayoría de la gente apoya la actitud del rey en el fondo y en la forma o, por lo menos, eso dicen algunos medios. Esto sí que me sorprende porque es como si las mujeres y los hombres de España estuviéramos aún admirando los gestos raciales esos que se definen con frases de este jaez: “¡Sí señor, así se hace, con dos cojones!” o “¡Para chulo yo, no te jode!” o “¡Cállate de una puta vez!” o “¡A que te doy dos hostias!” y si seguimos por ese camino podemos llegar al tristemente famoso “¡Se sienten, coño!”. No me parece bien que vuelvan esos ramalazos populacheros y castizos que yo creía relegados a las tabernas y a la vieja España del toreo, del fandango y del siglo pasado y muy pasado o, como mucho y ya es bien grave, a ciertos desahogos machistas… que ya vemos también a lo que llevan. Pero ya no estoy seguro, a lo peor, como en tantas cosas me equivoco y aquí lo que hace falta es echarle cojones y sacar los pies por alto.

6 comentarios:

koborron dijo...

El rey no estaba de igual a igual con los presidentes iberoamericanos, ya que nuestra anacrónica constitucion le reconoce inviolabilidad absoluta. Había hasta hace poco, además, una especie de pacto entre los media para pasar de puntillas sobre cualquier cosa que afectara a la monarquía. Ahora que ese pacto se ha roto, se les ve un poco desubicados.

Zeltia dijo...

Estuve "retirada" en el campo celebrando una castañada, "magosto" le llamamos en Galicia, que lo marca el tiempo y las ganas, y ésas son las cosas importantes de la vida... si no fuera porque, mientras tanto, hay trolls maléficos que enredan y hacen más dificil la que podría ser una tranquila vida... si pudiéramos mirar para otro lado. Hoy, cuando despierto a la vida artificial de la ciudad, todo es hablar de lo del rey y de zapatero y de si aznar llamó a zapatero y de la madre que los parió. Ni chaves tiene cuernos ni el rey una corona. ¿o si?

Soros dijo...

Koborron, espero que nuestra monarquía se haga menos anacrónica, si es que monarquía y actualidad son cosas compatibles.
Saludos.

Suena muy bien, Zeltia, eso de magosto. Desde luego mucho mejor que lo de Aznar, Zapatero le rey y la madre que los parió... :-))
Pero, ahí los tenemos...deben ser nuestros trolls o algo así.
Saludos.

Beato Darzádegos dijo...

Bos días Soros:
Nunca me pronuncié sobre este tema ya que demuestra una vez más la parte no democrática (y sí interesada en ella) del que dicen es campechano. Yo no lo creo( lo de campechano) y con esto queda demostrado.
Sí estoy contigo en lo contado y comparto esa opinión pues yo también soy de la misma.
De momento hay libertad y por ello no nos van a prender por exponer aquí lo que pensamos; aunque , quien sabe si ya van tomando nota de todo esto en la red. Aunque a estas alturas de mi vida todo me resbala con la misma velocidad en que el bronceado veraniego dura en la piel de un guiri. Además , lo más posible, no represento un elemento que les pueda interesar y, aunque últimamente dé la lata (que cole lío abajo a buscal su madliguela)más de lo que creen...supongo/en que ya se me pasará.
La diplomática actitud de José Luis sacó todo el óxido al asunto y aunque éste se pudiera depositar más adelante en Hugo parece que todo se fue arreglando con una capa de Oxirón que lo deja muy bonito...jeje.
Deica logo amicus.

Beato Darzádegos dijo...

Bos días Soros:
Repito "aunque" de forma intencionada.
Se me olvidaba una expresión que pulula mucho en ciertas reuniones o conflictos comunales: .- "...por mis santos cojones..."
Suele ser tan zafia y de tan poco gusto que cuando la oigo exhalada (tufillo dictador) por alguien que tengo cerca, automáticamente tomo las medidas correspondientes para impedir que su santidad pueda perturbar mi paganismo. Es una buena forma de mantenerme a raya de cualquier intento de martirio que ante mí se hubiera de producir y así impedir que la próxima vez mis paganos oidos se martiricen con practicantes en una fe dudosa y de dudosa fe (en lo que sea).
Deica logo amicus.

Soros dijo...

Amigo, Beato Darzádegos, se me hace difícil, después de unos años, comprobar como alguien, en este caso tú, se interesa por lo que yo pensaba y pienso de la relación entre personas.
Aprecio, cada vez más, tus comentarios y tu forma de escribir que, aunque me sonaba extraña en un principio, me recuerda cada vez más a los clásicos.
Un cordial saludo y, como siempre, gracias por tus palabras.