16 mayo 2009

Lenguaje


He recibido, de alguien con buena cabeza, este apunte sobre gramática que no me resisto a incluir en el blog por lo mucho que me ha gustado. En él se pone en evidencia a dónde nos llevan los políticos, los cursis y, también, esta especie de apoyo a la ignorancia que emana del poder y, por supuesto, de tanto snob como trabaja en los medios de comunicación y que, en lugar de utilizar su influencia y su medio para corregir errores, utilizan ambas cosas para divulgarlos. El artículo es el siguiente, espero que os guste y que, como a mí, os haga recapacitar sobre el seguidismo que a veces hacemos a la falta de fundamento y de substancia:

“¿PRESIDENTE o PRESIDENTA?
En español existen los participios activos como derivados de los tiempos verbales. El participio activo del verbo atacar, es atacante; el de salir, es saliente; el de cantar, es cantante; el de existir, existente.
¿Cuál es el participio activo del verbo ser? El participio activo del verbo ser, es 'el ente'. ¿Qué es el ente?
Quiere decir que tiene...entidad. Por ese motivo, cuando queremos nombrar a la persona que denota capacidad de ejercer la acción que expresa el verbo, se le agrega al final '-nte'. Por lo tanto, a la persona que preside, se le dice presidente, no presidenta, independientemente del sexo que esa persona tenga.
Se dice capilla ardiente, no ardienta; se dice estudiante, no estudianta; se dice paciente, no pacienta; se dice dirigente y no dirigenta.
Se ha puesto de moda el mal uso del lenguaje no sólo por motivos ideológicos y estupidez de nuestros gobernantes, sino por ignorancia de la gramática de la lengua española. Pasemos el mensaje a todos nuestros conocidos con la esperanza de que el mismo llegue finalmente a todos y cuidemos un poco de nuestra gramática.
El que mandó esto frustró a un grupo de hombres que se había juntado en defensa del género; ya habían firmado:
el dentisto, el poeto, el sindicalisto, el pediatro, el pianisto, el turisto, el taxisto, el artisto, el periodisto, el violinisto, el telefonisto, el gasisto, el trompetisto, el techisto, el maquinisto, el electricisto, el astronauto, el atleto, el ciclisto, el guitarristo, el psiquiatro, el futbolisto, el alpinisto, el oculisto... y el policío del esquino... y, sobre todos... ¡el machisto!”

7 comentarios:

Piel de letras dijo...

Y bien frustrados que los dejó ¿verdad?

Saludos

Soros dijo...

Supongo que sí.
Saludos.

lohengrin dijo...

Estoy de acuerdo contigo,como casi siempre.
No puedo soportar el "todos y todas,compañeros y compañeras,miembros y miembras..."en fin,todas estas estupideces políticamente correctas.De repente me he convertido en una carca...
PD.Ni siquiera el humilde corrector de windows reconoce el "miembras"¿A donde vamos a llegar deu meu?

Soros dijo...

Pues dónde quieres que lleguemos, Lohengrin, pues a la catatombe...

Anónimo dijo...

No está bien hacerse publicidad uno mismo, pero no me resisto, después de leer el texto de Soros y los comentarios de sus lectores, a invitarlos a mi blog, y en concreto a a la entrada titulada 'Los correctos incorrectos', que trata sobre lo mismo. Si aceptan ustedes, está aquí: www.juguetesdelviento.blogspot.com

Un saludo,
Ángeles.

Soros dijo...

Por mi parte hazte la publicidad que quieras. Mucha no va a poder ser, porque por aquí pasan cuatro. :-)

Anónimo dijo...

Gracias Soros, y disculpa si me tomé demasiadas confianzas.
Ángeles.