23 enero 2011

A pacientes de Leucemia Mieloide Crónica

Esta mañana, por azar, he visto un programa médico en una de esas televisiones nuevas que con el TDT surgen por todos lados. Hablaban, entre médicos, de la leucemia mieloide crónica. El presentador, médico también, inspiraba solvencia, conocimiento y confianza. El entrevistado era un doctor del más conocido y prestigioso hospital privado de Navarra. En la entrevista decían que este tipo de leucemia tiene una supervivencia de entre unos meses y dos años. Hablaban, sin embargo, de una molécula con un sorprendente efecto diana sobre los desencadenantes de ella. Gracias a lo cual en el citado hospital de Navarra la supervivencia a la misma era superior a cinco años e incluso existía la posibilidad de que la enfermedad quedara bloqueada. Al no aclarar más el asunto, daban la impresión de que, fuera de ese reputado hospital, el paciente está condenado irremisiblemente y, hasta parecía, que la molécula curativa hubiese sido concebida y desarrollada por el hospital navarro y que la misma fuera, además, de su uso exclusivo.
A mi madre le diagnosticaron leucemia mieloide crónica en 1995 en el Hospital Universitario de Guadalajara, de la Seguridad Social, y en él fue tratada de esta enfermedad por el Equipo de Hematología. Es cierto que esta dolencia no tiene un buen pronóstico y seguramente su evolución esté relacionada con la genética y la situación general del paciente. Mi madre fue tratada con los fármacos entonces al uso, incluido el Interferón en alguna de sus modalidades. Vivió en su casa con una buena calidad de vida hasta que la enfermedad empeoró en el verano de 2001. Su médico, el hematólogo Dr. Miguel Díaz Morfa, nos informó que en breve podría prescribirle un nuevo medicamento específico e inhibidor de este tipo de leucemia. Era la molécula bloqueadora a la que aludían los médicos del hospital navarro, el nombre del medicamento es Gleevec, de laboratorios Novartis. Mi madre mejoró tanto con ese tratamiento que pudo volver a vivir sola, llevar una vida normal, salir con sus amigas y jugar con sus nietos. Murió, a los 84 años, en enero de 2009 a consecuencia de una pneumonía.
Es por tanto, este artículo, una defensa del Servicio Público de Sanidad que hasta ahora tenemos en España. Es también un rechazo a las medias verdades y a lo que ciertos programas, bajo una aparente seriedad, convierten en publicidad encubierta hacia algunos hospitales privados, dando a entender que, fuera de ellos, determinadas enfermedades no tienen solución.
Añadiré que mi madre no hubiese podido pagarse ese tratamiento específico de no haber estado en la Seguridad Social.
Aparte de felicitar, una vez más, al equipo de médicos de la sanidad pública que le hizo un asiduo y eficaz seguimiento durante tantos años, quiero animar a quienes padezcan este mal y decirles que nuestro servicio de sanidad pública está también en condiciones de tratarles.

14 comentarios:

Anónimo dijo...

En relación al artículo quiero comentarles que llevo viviendo con Leucemia Mieloide crónica 14 años este mes de marzo. Soy de Venezuela y desde el inicio fue muy bien tratada con lo que había de terapia en el momento. Desde el año 2001 fue aprobado el primer medicamento para esta enfermedad "Glivec" de Novartis y hoy día tenemos opción a 2 tratamientos mas que nos mantienen con calidad de vida y en remisión total. Dirijo una Asociación de pacientes y somos 700 personas que estamos bajo estos tratamientos y con muchas nuevas posibilidades. La sobrevida se ha prolongado y las espectativas de vida ya llegan a 25 años .Pueden visitar una página muy interesante que tiene información actualizada sobre LMC y es www.cmladvocates.net, ademas de la de Leukemia and Lymphoma Society que tiene publicaciones en español.

Soros dijo...

Me alegro de que alguien más anime a los enfermos de LMC.
Muchas gracias por su comentario.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Me alegra haber encontrado esta página. También sufro LMC, fui diagnosticada en el 2007. Gracias al Glivec llevo una muy buena calidad de vida, pero empecé a preguntarme si no estaría acabándose el tiempo para mi. Leer los testimonios de ustedes me devuelve la esperanza y tranquilidad. Ruego a Dios que más personas tengan la suerte de acceder a este tipo de medicinas, y que la ciencia siga avanzando en su lucha contra otras formas de cáncer.

Soros dijo...

Me alegro de haberle proporcionado algo de sosiego. Con esa intención escribí el artículo pero, ante todo, es rigurosamente cierto en el caso que pude seguir día a día.
Un cordial y cariñoso saludo.

zeltia dijo...

Me ha emocionado también leer este artículo.
Pero sobre todo me ha cabreado: sibilinamente están metiendo el pie en la puerta y cuando nos demos cuenta creeremos todos a pies juntillas que la sanidad privada es lo mejor que nos podía pasar.

Soros dijo...

Con el paso del tiempo uno descubre que en la vida no hay cosas más sibilinas que muchas de las que parecen más honradas.
Creía que habías abandonado este blog, Zeltia. Me alegro de verte por aquí.

Beato Darzádegos dijo...

Bos días amicus:
Se podría haber contado de otra forma pero contarlo con tan claras palabras es anormal. Lo más interesante es como tú te has dado cuenta e interpretas con absoluto rigor el auténtico significado de esa entrevista y programa. Ese hospital navarro, el cual supongo conocemos y omito por no ser importante, contiene tanta mezquindad como los intereses que tienen aquellos con la sanidad privada y la posibilidad de someter a la pública a sus capitales. La prepotencia de algunos es proporcional a su falta de humanismo y paralela a sus capitales donde para ellos el fin justifica los medios, siempre y cuando éstos sean señores de los designios de la gran masa que los sostiene. Los diferentes estómagos agradecidos harán,si hace falta de heraldos tergiversadores de la realidad encubierta acompañando buenas palabras y adoptando ademanes que sólo a personas como tú no son capaces de engañar, todo lo posible para que se cumpla.Finalmente el medicamento llegó a todos lados.
Me alegro por tu madre y por la satisfacción conseguida gracias a la SANIDAD PÚBLICA en la que montones de públicos empleados hijos del pueblo están al servicio del mismo rompiendo moldes y tópicos que los políticos mezquinos se empeñan incapaces de demostrar según conveniencia.
Deica logo amicus.

Soros dijo...

Ya sabes, Beato Darzádegos, que el lenguaje tiene doble filo y que, a veces, la educación refinada de quienes lo utilizan sirve para engañar sin mentir abiertamente. Es la condena a que todos estamos sometidos, la más abyecta, la de que, en nuestro seno, haya seres que empleen su educación para engañarnos.
Deica logo amicus.

Anónimo dijo...

Gracias por sus comentarios. Le acaban de diagnostical LMC a mi esposo y leerles me dá mucha esperanza. Dios les bendiga a todos. Somos de República Dominicana.

Lan dijo...

Estimada señora de la República Dominicana le deseo mucha suerte a su marido y le aseguro que su enfermedad no es una condena. Mi madre vivió 14 años con esa enfermedad. A los 82 años se rompió una cadera y murió dos años después de una enfermedad que no tenía que ver con su leucemia.
Un abrazo y que todo les vaya bien.
Mucho ánimo.

Anónimo dijo...

Buenos días, somos de Venezuela a mi esposa de 42 años la diagnosticaron el 02 de mayo 2013 con LMC; primero tomó Hydrea para bajar los glóbulos blancos y a partir del 31 de mayo inició con Tasigna (nilotinib); en estos momentos presenta algunos elementos adversos pero tengo mucha fe de que va a mejorar, manteniendo los estrictos controles médicos para tenerla por muchos años, confío en Dios y la ciencia médica; me alegra por las personas que ya tienen más de 14 años con el tratamiento y están viviendo normalmente. Saludos Cordiales

Anónimo dijo...

Hola

Anónimo dijo...

Hola...
A mi madre le diagnosticarón LMC hace un año, bueno está enfermedad ha cambiado la vida de mi familia...Deje todo por estar a lado de ella, y bueno la he visto superar esta enfermedad a parte del tratamiento que le indicarón, ella cuida mucho su alimentación, tratamos de lo posible de no preocuparla en nada...Ella es muy fuerte, asi que todos los que pasan por la misma situación es muy importante el entorno emocional..Ahora viajamos mucho, reimos, y le pido a Dios que le de muchos años de vida...

Anónimo dijo...

hola! SOY DE MEXICO,EXACTAMENTE DE TAMPICO,TAMAULIPAS,MI HERMANA LE DECTECTARON LMC DESDE HACE 7 AÑOS,AHORITA LE ESTAN HACIENDO QUIMIOTERAPIAS,ME ALEGRA HABER ENCONTRADO TU ARTICULO,TAN SOLO TENIENDO FE QUE MEJORARA,SALUDOS