23 febrero 2008

¡Se sienten, coño!

- ¡Se sienten, coño!
- Siéntese, Sr Fraga. Le repito que se siente, Sr. Fraga. ¡¡¡Sr. Fraga!!!
- ¡Por favor! ¡¡¡Sr. Fraga, por favor!!!
- Osientomuchoperonohagofavoresanadie... hedichoquenoyesqueno... soyunpoliticoaforadorepresentantedelpuebloespañolyno...
Nunca pensé ver al tío Fraga dispararse como un torpedo ciego contra los números de la Guardia Civil, mientras ellos, como si se tratara del Lute, amartillaban los subfusiles ante la inesperada arrancada de aquel paquipolíticodermo macho de cabeza de martillo acostumbrado a que la calle fuera suya. En un solo día la Benemérita le había hecho dar, al gran políticopótamo, con sus huesos en el suelo, luego sentadito me quedé en el escaño que ocupé, luego calladito, calladito y por último, aserrín aserrán, ninguneado el galán, porque los golpistas se llevaron a todos los líderes políticos excepto a él, para aislarles. El desprecio había llegado demasiado lejos, ya no pudo aguantar más y con la máquina de decir y tragar y dejar vislumbrar palabras semipronunciadas encendida y a tope se lanzó don Manuel Fraga en feroz acometida contra el Instituto Armado. ¿Cómo se atrevían a no considerarle a él, nada menos que a todo un fragairibarne con los años precisos, un potiticoceronte demócrata con peligro letal? Nunca volveré a disfrutar de un espectáculo así. Ni creo que los siglos venideros lo vean. Era el 23 de febrero de 1981. La España cateta del ridículo mocho one more time, dándole al mundo un espectáculo cojonudo.

4 comentarios:

Piel de letras dijo...

Aquí sí me perdí, lo reconozco, pero igual me lo leí de "pe" a "pa".

Saludos

Soros dijo...

No es extraño. El artículo hace referencia al intento de golpe de estado que se produjo en España el 23 de febrero de 1981 cuando el teniente coronel Tejero tomó las Cortes.
Dentro del golpe, narro la reacción que tuvo D. Manuel Fraga, político de derechas que había sido ministro de Franco, y al que los golpistas prácticamente no le hicieron caso por considerarle desde un principio "como de los suyos".
Como ayer era 23F pues se me ocurrió eso. La cabeza de cada uno, oye.
Saludos.

Zeltia dijo...

Se me había perdido este post! que bueno! me encanta como lo redactaste!
aunque yo, te confieso que, cuando ocurrió el golpe, estaba más bien acojonada, como para fijarme en nada más que en los guardiaciviles y las armas. que yo suplicaba a los mios que cogiésemos un avión y nos fuésemoos del país!!!

Soros dijo...

Efectivamente, Zeltia, la noche del 23 al 24 de febrero de 1981 hubo mucha gente que no durmió en su casa.
Sin embargo, después de tantos años, la mañana del día 23 de febrero me dije a mí mísmo que cuál era la imágen que me quedaba del golpe. Evidentemente me quedaban muchas pero, para escribirla, me salió esa.
Saludos.