17 marzo 2007

Gracias quien seas.



Encontrar a quien te escribe es impresionante. No me refiero a encontrar a alguien que te escriba correos o cartas, me refiero encontrar a quien escribe lo que tú piensas o lo que has pensado o lo que no sabías que pensabas pero que descubres de improviso que tenías en mente y que, de repente, te lo encuentras escrito por mano ajena en alguna parte. Es algo que demuestra que la solidaridad de pensamiento también existe y, además, es más desinteresada que la de obra, pues no necesita de la presencia ni del agradecimiento del ignoto interesado. Es la botella con el mensaje que se tira al mar y alguien en algún lugar encuentra. Gracias quien seas.
.
Si os apetece ver mis libros mirad en:
http://ssorozco.bubok.com/

2 comentarios:

Zeltia dijo...

Aunque tengo un dolor dental en este momento, la sonrisa me llega de oreja a oreja: no hace mucho le comentaba a una amiga eso mismo, y casi con las mismas palabras... Aunque yo no me mostré agradecida, solo aprovechada :)

Zeltia dijo...

ah, y siempre me sorprende.
Como ahora me ha pasado contigo.