05 mayo 2008

De unos días para otros

Sé que hay lugares en los que estuvimos por otros. Cuando ya han desaparecido, nuestra presencia allí sólo sirve para el dolor y debe ser excusada. Siempre los recordaré con cariño, pero ahora sé que, aunque creí que lo fueron, no son mis lugares. Los dejo adrede para irme a ningún sitio. Y, si lo pienso honestamente, no creo que tenga ningún lugar propio donde ir mas que el hueco, si acaso, del corazón de quien me ama.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

no hay mejor lugar donde morar que ese hueco.
un abrazo desde tiermes

Soros dijo...

Otro abrazo y mi querido recuerdo para Tiermes, la zona de los restos, donde tantos ratos agradables he pasado.
Saludos.

Piel de letras dijo...

Querido señor Soros
Te leo muy encriptado este día. Espero de todo corazón que estés bien. Piensa que el mejor lugar donde puedes estar, como bien dice tu amigo de Tiermes, es el que mencionas. ¡Animo!
Te invitaría a mi lugar para sanar, pero actualmente tengo el ánimo aporreado y el corazón un poco encogido de tristeza y lo estoy usando para cicatrizar una estocada... un golpe bajo. En cuanto me reponga, te invito ¿quiéres?

Soros dijo...

Eso espero porque he intentado dejarte un comentario y no me ha dejado. No sé cómo lo tendrás configurado, Piel de Letras.
Estoy bien.
Saludos.

Zeltia dijo...

Me ha dejado un rato reflexionando...
lo miro por abajo y por arriba
trato de cambiar la perspectiva
pero termino viendo lo que tú dices
y que nunca lo había visto así.
Aunque lo sabía.
Ahora, gracias a tí, sé que lo sé.
hummm... que bien me explico.

Soros dijo...

Ya sabes lo que se dice. Hay cosas que sabemos, cosas que no sabemos y cosas que ni siquiera sabemos que no sabemos.
Saludos, Zeltia.