15 agosto 2007

Carta por la muerte de una madre

"Si después de morir, quisieran escribir mi biografía, no hay nada más sencillo. Tiene sólo dos datos el de mi nacimiento y el de mi muerte. Entre el uno y la otra todos los días son míos.”
Empiezo esta carta con esta cita sobria de Fernando Pessoa. Este solitario dijo, como siempre, su verdad, sólo que en el caso de tu madre todos sus días fueron vuestros y especialmente tuyos. Fueron su regalo.
Las vidas dedicadas al cariño tienen eso, quedaron contenidas entre dos simples fechas y repletas de algo que a nadie importa excepto a quienes tuvieron el privilegio de disfrutarlo. Son, así lo pienso, no vidas propias, sino vidas dedicadas, para los de casa.
Lo sé, con seguridad, porque tú eres ya ella, no lo dudes, acabas de heredarla. Eres también ella.
La vida en su conjunto es afrontar los fracasos, las desilusiones, las decepciones… las pequeñas muertes. Dicho de otro modo vivir es aprender a perder (a morir un poco cada día o, si no todos los días, al menos de vez en cuando). Y, finalmente una vez, aprender también la muerte grande, la última.
Aunque, ciertamente, cada duelo es único. Sin embargo, no lo protagoniza quien se fue, sino los que nos quedamos, los vivos, distintos todos aunque lloremos a la misma persona. ¿Qué nos ocurre? Quizás cosas iguales sentidas de modos diferentes. Las cosas que a las mentes atenazan y que despacio tienen que salir de ellas y dejar sitio a la nueva persona que nos hemos hecho sin saberlo. Fundamentalmente, lloramos por nosotros, por lo que hemos dejado de ser.
Una primera cosa, es casi instantánea, es la primera defensa de nuestra amable mente tan fogosamente defensora de nuestro físico (como nuestra madre) y que es capaz de todo con tal de protegernos: Negar la realidad.
Hasta qué punto deseamos evitar el dolor, que somos capaces de intentar negar lo que nos rodea en un alarde tan sobrehumano como irracional de autodefensa. No sé si te habrá pasado, pero ocurre, y eso hace, a veces, que los primeros momentos del desenlace se asuman con calma. Por dentro tu mente te dice: “No ha ocurrido, no es verdad”. Ganando tiempo, te lo da para que asumas lo irreversible.
También pueden darse, antes, después, mezclado o a ratos, la rebelión, la cólera ante lo que nos parece injusto, la agresividad, la búsqueda de un culpable o de varios… algo que nos permita apuntalar la gran pena que nos aplasta y cuyo peso intentamos evitar de pleno sobre nosotros. Por eso es bueno que alguien nos acompañe y nos consuele, porque quienes lo hagan serán los arbotantes y nervaduras que descarguen de nuestros pobres hombros parte del peso de la pena amarga.
El autoengaño no es extraño al proceso y, de repente, imaginamos circunstancias en las que nuestro comportamiento hubiese sido distinto y suponemos que eso habría cambiado las cosas… Es otro modo de intentar descargarnos del sentido de la culpa que, por impecable que haya sido nuestro comportamiento con quien nos deja, nos invade. Seguro que alguna vez, algo hicimos mal. La culpa es el óxido que corroe las entrañas, con razón o sin ella.
Derrumbados, después de estas conjeturas y pensamientos, viene la pena enorme del vacío, el dolor que hoy llamamos depresión y que nos atenaza durante un tiempo, pero que también, con el tiempo, es normal que vaya desapareciendo y dé lugar a un sentimiento de aceptación al que los viejos, ¡pobrecitos, qué duro aprendizaje!, están más adaptados que los jóvenes. Por eso a veces, injustamente, les tratamos de insensibles.
Sin embargo, las personas desaparecen físicamente pero, no nos engañemos, se quedan aunque ya no podamos verlas y no por no ser visibles están ausentes. Sólo el paso del tiempo nos dará la oportunidad de establecer una nueva relación con ellas y colocarlas en paz en nuestro espíritu, porque con nosotros van a seguir siempre. Lloramos, te repito, por nosotros, por lo que hemos dejado de ser. Despacio, por la ley de la continuidad de todas las cosas, pasaremos de estar mal a estar mal pero acostumbrados.

41 comentarios:

betdeivis dijo...

El sentimiento de culpa, además, es inútil. No remedia nada. Pero creo, como dices tú, que es inevitable sentirla en algún momento, cuando ese ser querido ya no está.
Has descrito muy bien el duelo. Y que lloramos por nosotros.
Cuando se murió mi madre, a pesar de ser ya madre yo, tuve un sentimiento intensísimo de orfandad.
Y me gusta Pessoa.

Anónimo dijo...

YO CREO QUE LA PERDIDCA DE UNA MADRE ES UN DOLOR TAN GRANDE QUE NOS DEJA VACIOS DEL ALMA YO ASI ME SIENTO YA QUE TAN SOLO A 23 DIAS DE SU PARTIDA ME SIENTO PERDIDA Y MUY SOLA APESAR DE TENR A MISHIJOS A UN ESPOSO QUE ME APOYA A MI PADRE HERMANA Y VARIOS AMIGOS PERO ESTOY EN PLENO DUELO EN EL QUE CUESTIONO MUCHO A DIOS EL POR QUE YA QUE MI MADRE SU MUERTE FUE MUY REPENTINA NO ESTABA ENFERMA TAN SOLO FUE ASI REPENTINA .YO QUISIERA SABER COMO ARRANCAR ESTE GRAN DOLOR DE MI ALMA REITERO ME SIENTO VACIA Y SOLA . ATT.GABY CD.MEXICO DISTRIO FEDERAL 15-OCT-09

Soros dijo...

Estimada Gaby:
Es un desamparo grande el de perder a la madre. Perdemos una referencia importante de la vida. Y a medida que vamos perdiendo a nuestros seres más queridos venimos a dar en la idea de que nacimos solos y solos moriremos. Pero a la soledad del morir hay que acostumbrarse. Cierto que en la vida se encuentran grandes compañías pero son las pérdidas de las referencias las que hos hacen tambalearnos en nuestros sentimientos. Y la comprensión de los demás nos sirve de bálsamo para lo que hay que sufrir. Porque ya sé que se sufre aunque no se desee. Porque cuando van muriendo los demás también morimos nosotros. Pero mientras dejamos esta vida, hemos de sustituir a los que se marcharon porque nosotros somos y seremos también referencia para otros. Tenlo en cuenta.
Vayan estas pocas palabras de consuelo acompañadas de un abrazo solidario.
Con cariño.
Soros

Anónimo dijo...

nunca se supera la muerte de una madre. El tiempo ni enfria las heridas ni las cierra. Uno se queda vacio por dentro, la vida carece de objetivos y nos dedicamos a malvivir, salimos a la calle y todas las caras que nos rodean son extrañas. Nos gustaría creer que existe el cielo y que algún día volveremos a oir su voz y a sentir sus ojos en los nuestros.mami te quiero, sin ti nada tiene sentido. Esperame en el cielo.

Anónimo dijo...

Hce menos de 5 dias perdi a mi mama... ella venia luchando desde hace años con su enfermedad... no resistio mas...
hoy es el dia que me despierto y voy a su cuarto a ver como esta aun no asimilo que se fue
y estoy muy deprimido..
nada me emociona....

Anónimo dijo...

hola.yo tambien perdi ami mami hace casi 4 meses y desde entonces no paro de sentirme triste es un dolor que ha venido para instalarse en mi vida difinitivamente no creo que algun dia llegue asuperar esto no lle go aconcebir la vida sin ella era parte de mi y esta parte se fue para siempre aveces me hago ilusiones de que su espiritu esta conmigo y que me ve y la llamo le hablo pero no oigo ninguna respuesta ella que estuvo siempre pendiente de mi ahora nisiquiera me puede responder ..estoy realmente desilusionado con la vida y con la exisetencia ..porque venimos aeste mundo si tenemos que dejarlo un dia porque sufrimos tantas calamidades que sentido tiene la vida ...

Anónimo dijo...

HOy hace 2 meses y medo que perdi a mi madre y cada dia siento mas vacio en mi corazon y mi alma, siento que esta perdida es irreparable y continuare sobreviviendo pero sin la mas remota ilusion y el sentido verdadero

Ella fue mi padre y mi madre la perdida es doble.

Mami te amare siempre. Muñequita linda. Esperame en el cielo. Tu hija

Ma. Consuelo
Bogota-Colombia

Anónimo dijo...

Yo perdi a mi madre hace 16 dias y siento un vacio enorme. Es como si una parte mia se fue con ella. Lo que mas tristeza me da es que es para siempre ! Que todo termino y ya. Racionalmente no creo en esto de otro mundo y que esta mejor. Quien lo sabe?? Se acabooo! Se que tiempo sera mi aliado y se que su recuerdo estara siempre conmigo . Pero aun no me acostumbro!!! Quiero vivir el maximo Ahora. Mami donde quieras q estes te llevare conmigo hasta mi ultimo suspiro! Gracias Te amo

Anónimo dijo...

sabes, el dolor de perder a un ser querido es dificil, pero la santa biblia dice que del polvo salimos y debemos regresar...

duele.... pero ese dolor se debe de apagar con la fortaleza que jesus nos da, no quiero hablarte de ninguna religion, solo quiero que veas el verdadero amigo, quien sin esparar nada a cambio te dará fortaleza y te ayudará a seguir adelante...

no te afanes en acelerar el proceso de sanidad en tu dolor, deja que el tiempo se encargue poco a poco y veras que bien estaras dentro de unos dias...


el duelo está pero es mas facil de llevar...

jesus dijo....

el que esté cansado que me siga...

el ya pago por nosotros en la cruz, dejalo que el lleve tu carga...

dios te bendiga y mucha fortaleza..

Soros dijo...

Muchas gracias, señor anónimo. Sobre todo por no hablar en nombre, ni de, religión alguna. No es el consuelo religioso lo que busco. Tampoco bendiciones ni consuelo. Pero, sin embargo, agradezco sus bienintencionadas palabras.

Anónimo dijo...

Mi madre murio hace ya casi 12 meses y qun siento su ausencia me hace tAnta falta a los q nos kedamos solo nos queda sus recuerdos sus ensenanzas y la esencia que de ellos vive en nosotros! Debemos segir adelante xk ellos asi lo querrian pero sin olvidarlos y recordarlos en el alma! Te extrano mi ch!

Soros dijo...

Gracias a todos los anónimos que escriben comentarios. Todos tan similares pero tan sentidos.

RICARDO dijo...

MADRE TE QUIERO MUCHO, TE VOY A ESTRAÑAR TODA LA VIDA, ERES UN SER GENIAL, NUNCA ENCONTRARE ESA PERSONA TAN LINDA Y ESPECIAL, ACUERDATE DE MI , QUIERO ALGUN VORVER A VERTE Y SERTIR TUS BESOS Y CONSEJOS, QUIEN TE RECORDARA TODA LA VIDA TU HIJO RICARDO S.R

Diana dijo...

Saben cuando mi madre murio yo quede debastada y mi esposo no fue de mucha ayuda el tambien esta enfermo y la muerte de mi madre lo llevo a una clinica mental. El caso es que yo me quede sin el apoyo de el mas bien a la fuerza tube que estar bien.pero yo despues de algun tiempo tuve una crisis y trate de quitarme laa vida en ese momento solo uno mira por estar cerca de nuestra madre quien era la unica que podia entenderte. aconsejarte. relajarte de todo y hasta cuidarte como una bebe si estas enferma.
yo una mujer de 27 años cuando ella murio si me sentia super sola pero ahora se que a pesar de la perdida yo debo seguir luchando por ella jamas hubiera querido que me derrumbara y aunque a veces me deprimo debo seguir de pie y con muchas fuerzas por ella asi lo hubiera querido .
ya pasaron 5 años pero para mi es como si huviera sido hoy.
te amo mamita y hoy que ya descansas se que estaras feliz de ver que sigo luchando por ser feliz y junto con tus nietas vamos a lograrlo

Anónimo dijo...

Yo no se como todos ustedes pueden hablar así, nunca se supera la muerte de una persona amada muchomenos de una madre no puedo negar que uno tiene que seguir adelante con su vida; pero no puedo ver con claridad a nadie de ustedes que tenga el dolor tan fresco como cuando murio esa persona, asi tenga 1000 años de fallecida esa persona el dolor sigue ahi tan fresco como desde el primer día... hablan como si ya no importara y el dolor nunca pasa, nunca se sobrepone y sobretodo uno ya no es el mismo desde que ocurre eso, uno no puede seguir "viviendo" igual, ya nada es ni seguira igual que antes.

Anónimo dijo...

Tengo necesidad de escribir el vacio tan grande que produce la muerte de una madre.
Le diagnosticaron cancer hace tres meses y me dijeron que seria cuestion de dias , pude disfrutarla tres meses mas , he aprendido tanto tanto tanto que no me he despedido de ella , nuestro filing con la mirada me ha hecho creer que nos volveremos a ver, por muchos motivos. El consejo que doy es que cierren los ojos , busquen silencio y concentrecen en una caricia en un beso y les puedo asegurar que tenemos tal poder en la mente que casi llegamos a palparla. Por ultimo soy de los que no creo en nada como se suele decir tengo que ver las cosas para creerlas y la madrugada que fallecio mi madre todos los perros, gallos , gatos empezaron a mostrarse descontrolados ¿? me quedo una gran sensacion de paz de que la volvere a ver. Te quiero vieja.

Martin dijo...

Tratando de encontrar algo para superar la inmensa perdida que hace solo dias me ha embargado he encontrado este blog y esta entrada. Realmente no tiene idea de lo importante que es una reflexion como esta en momentos como este. Hace pocos dias me dejo mi amada madre, mi razon de vivir, mi compañera y mi confidente durante los 35 años de mi vida, victima de un paro luego de 14 dias de haber sufrido un infarto cerebral. Lo mas doloroso fue que yo estaba ahi, y no pude hacer nada por librarla de tan doloroso destino, se me escapo de las manos y no pude hacer nada por retenerla junto a mi. Desde ese dia siento de que el mundo se me ha venido encima, no paro de recordarla y de preguntarme si pude haber hecho algo mas para que siga conmigo. Poco a poco siento que un gran vacio me crece dentro de mi, aunque yo en el fondo se de que ella me ama y de que lo que desearia es que lo supere y que sea fuerte, pero se en lo profundo dentro de mi de que a partir de ahora nada sera igual, de que un pedazo de mi alma se fue con ella. Solo puedo pedirle a Dios que me de la fuerza para salir adelante, y poco a poco tratar de admitir esta realidad y tratar de hacerme una nueva vida con lo que me queda.

Solo decir de que nunca te olvidare, amada madre Rosa. Siempre estaras en el fondo de mi corazon, y espero ojala algun dia poder reunirnos una vez mas. GRACIAS

Solo los que hemos sufrido una perdida tan grande podemos comprender lo que se siente en estos momentos. Gracias por tus palabras me resultaron de mucha ayuda amigo.

patrick dijo...

hace poco mas de un mes, tambien me dejo mi mamita, superarlo, jamas, tampoco lo quiero olvidar, quiero que me acompañe siempre el recuerdo de mama, espero tener oportunidad cuando me toque pasar por lo inevitable, de volver a verla, escucharla, decirle lo que no puede, lo que debia, lo que nola pude proteger mas... que me perdone... y acompañarla donde este...siempre... soy de los que no derraman una lagrima facil, trato siempre de ser notan emocional.. pero perderte mama.... no lo puedo manejar aun...te extraño lalita

Anónimo dijo...

Hace un ano y 5 meses que te fuiste mi gorda bella. Te extraño y nunca te dejare de amar, me siento tranquila porque estoy con tu nieta que deseabas tanto, ella es mi motor y mi razón de vivir. Tengo que luchar como tu lo hiciste por mi. Tengo la certeza que nos vamos a encontrar. Te ama y te extraña en el alma. Barbara

Anónimo dijo...

Nunca voy a superar la muerte de mi madre. No quiero ni deseo superarlo. Estaría mejor si estuviera con ella. Siempre fue mi motivo para vivir y ahora ya no hay más motivo. Todos los que me consuelan ni se imaginan lo que estoy sufriendo y hasta que no lo vivan me comprenderán. Aparte cometí errores como no tocarla después de muerta y no pude mirarla a los ojos porque le había fallado, pues no pude evitar su muerte, aunque hice todo lo posible, pero eso no me consuela. Siento que ya no tiene sentido la vida y aunque he tratado de retomar el curso normal de las cosas y he hecho algunas otras para demostrarme que puedo segur adelante, simplemente después vuelvo a caer en la cuenta que ya nada tiene sentido. Iré a ver un profesional, pero no sólo es el dolor de ya no tenerla, sino que la ví agonizar y morir y eso me ha matado en vida. No puedo borrar de mi mente eso tan horrible; el estertor y como se llenó lo blanco de sus ojos con derrames, lo que escupía y la forma de respirar y que no podía comunicarse. Aunque la abrazaba y besaba mucho, tenia mucho miedo y me impresioné demasiado. Después me bloqueé por completo y ya no supe bien que hice o dejé de hacer. Han pasado 4 semanas y aún pienso que pronto aparecerá; no dejo de pensarla un instante y deseo tanto soñar con ella y no puedo. He llorado pero no tanto como hubiera querido porque se suponía que era el fuerte de la familia y no quería ver a mis hermanos más destrozados de dolor. Ahora siento que nadie me comprende y que las personas que busco me aconsejen, sólo acendran más mi dolor. Tengo remordimientos fuertes por haberle fallado. Estoy cometiendo muchos errores, que además contradicen mi estado de ánimo. Ojalá alguno de ustedes me oriente y comprenda. Gracias.

Anónimo dijo...

ANIMO, ANONIMO DEL 21 DE SEPTIEMBRE YO ESTARIA FELIZ DE HABER ABRAZADO Y BESADO A MI MADRE EL DIA DE SU MUERTE HACE 5 MESES, ME PARECES MUY VALIENTE, CUANDO MI MADRE MURIO HABIA SALIDO UN MOMENTO DE LA HABITACION, TE ENVIDIO, EL VACIO, LA PENA, EL DESAMPARO, LA SOLEDAD, TOODOS LOS SENTIMIENTOS QUE SE DESCRIBEN SON MAS QUE CIERTOS PARA MI LA VIDA HOY POR NO TIENE SENTIDO, PERO ES UN TRANCE DESGARRADOR QUE HAY QUE VIVIR, PARA MI CREO QUE PARA SIEMPRE, ANIMO VALIENTE!!!!!!

Anónimo dijo...

El 8 de Agosto del 2012 perdi a mi mamita, tenia 92 anos yo tengo 56 hubo muchas fricciones con mis hermanas por su cuidado la mayor la metio a un asilo de paga ahi se les cayo y a los 15 dias se fue, me toco sacarla de ahi y llevarla al hospital donde estubo 7 dias internada me toco verla irse poco a poco de la caida perdio el habla y se comunicaba con sus ojos ya su cuerpo y mente muy mal Ella y yo fuimos muy unidas el dia que se fue le habian dado de alta porque estaba estable en lo que cabia me sali unos minutos de su cuarto y en esos momentos se fue estaba una prima y mi hija con Ella estaba agonizando y yo nunca lo supe me dicen que yo no la dejaba partir que me aferraba a que no me dejara sola a pesar de su edad y la mia sentia que la necesitaba mas que nunca Ella dependia de mi para todo pero el solo hecho de sentir su cuerpo tibio y sus manos moverse era todo lo que le pedia Dios pero ese dia se fue y desde entonces mi vida cambio no se como superarlo estube deprimida muchos dias me cambie de ciudad pero mi mente a ratos divaga y todo me recuerda a Ella..dicen que necesito ayuda de un sicologo pero siento que no porque lo que me hace falta es Ella saber que esta en algun lugar esperando que vaya a verla y besarla y abrazarla lo hice cuando vivia pero siento que no fue suficiente que la extrano que la recuerdo a cada instante que lloro por Ella que me hace falta que me siento sola tengo hermanas, hijos y nietos pero nadie me quiere como me quizo Ella..se llevo parte de mi corazon y ahora nada me motiva solo Dios nunca me fallo cuando Ella y yo necesitamos ayuda y solo Dios me esta ayudando ahora con este dolor y se que Ella desde el Cielo tambien te amo viejita y vivies en mi corazon hasta el dia que nos volvamos a ver..ok este es mi correo si alguien me quiere escribir agradecer mucho cielo_rosa@hotmail.com

Anónimo dijo...

Mi linda mamita se fue un 28 de sept.2012 estube con ella toque sus manitas la besé muchas veces y le dije lo mucho que la quería un cancer nos la quitó de nuestro lado, en ese momento de agonía que es difícil de contener el llanto apretaba tanto mi estómago para no llorar porque quería que se fuera tranquila le decía que volara alto para que dejara de sufrir, no se si ella o nosotros a esa altura. Lo que realmente me consoló o me alivió es cuando visité la casa de mi madre encontré una paz tan grande y cuando me iba sentí que me abrazaba ví su carita feliz y en paz ella estaba reunida con todossus seres que partieron antes fue un alivio tan grande aún no se lo cuento a mi hermana quien la cuidó dia y noche gracias a ella nuestra madre estuvo con nosotros mas tiempo de lo que dijeron los doctores ahora descansa y nosotros quedaremos recordándola por siempre. Es cierto que vienen muchos sentimientos es algo inexplicable pero uno tiene que vivir un duelo de alguien muy cercano para vivirlo se hace dificil pero el tiempo cura heridas muy profundas.
Un abrazo a todos.
03 octubre 2012

Mirko Miano dijo...

Mañana se cumplen dos semanas de la partida de mi adorada mamá, hasta ahora no lo asimilo, la extraño mucho, solo quiero dormir para soñar con ella y no puedo, mi vida ya no tiene ningún sentido, todo lo hacía por ella, ahora ya nada me motiva y le pido a dios que me lleve para estar a su lado, no puedo vivir sin mi mamá!

Anónimo dijo...

Hoy hace dos semanas mi mami murió en un accidente yo volvía del trabajo y al bajarme del transporte la encontré ahí cubierta con una sábana la reconocí por sus zapatitos y al día de hoy no puedo aceptarlo es el dolor más grande que jamás había sentido eramos tan unidas,siempre estabamos juntas para todos lados tengo miedo, mucho miedo ella era mi gran inspiración, ha sido la única persona que tuvo fé y confianza en mí, gracias a su amor y su apoyo soy quien soy pero ahora me siento vacía y muy sola. Extraño tanto abrazarLa, besarla, reir con ella, sus manitas acariciandome y confortandome cuando las cosas no salían bien. Deseo tanto morir también para estar de nuevo a su lado.

Anónimo dijo...

esta semana se cumplen 3 meses de la partida de mi madre, ella se nos fue muy rapido con solo 57 años, un cancer que duro solo 4 meses nos la quito, hay noches que sueño con ella y no quiero despertar,envidio a quienes tubieron la oportunidad de estar junto a sus madres en el momento de su partida, en mi caso no fue así, siempre fui muy unida a ella, pero por motivos de trabajo de mi esposo nos fuimos a otra ciudad y no pude estar junto a ella en el momento en que me necesito, siempre hablaba con ella por telefono hasta diez veces en el dia, y ese dia que se fue, se despidio de mi, dijo que me amaba y yo le pedi que se fuera tranquila que tambien la amaba..... y he tratado de ser fuerte ya que tengo un bebe de un año, pero me es dificil, lloro mucho y le pido a ella que me de una señal para saber que esta bien y para poder seguir adelante, me duele no verla, no oirla, el hablarle y no recibir respuesta es muy doloroso, estoy segura que la muerte de una madre siempre se lleva con uno.

Ana dijo...

Hace dos dias se fue mi mamita querida sin esperarlo, por una infeccion intrahospitalaria. No busco culpas, ni explicaciones. Mi mensaje apunta a aquellos que se quedaron, que sufren la perdida en vida. Tu madre o el ser querido que ya no esta mas fisicamente cerca tuyo esta dentro de tu corazon y de tu alma y lo llevaras contigo siempre, pase lo que pase. Somos un conjunto de huellas de todos los que pasan y pasaron por nuestra vida. Recuerda los buenos momentos, recuerda las sonrisas, recuerda su perfume favorito, homenajeala haciendo su plato preferido. La tristeza no se va nunca, pero la vida no para y a ella le hubiera gustado verte feliz.

Anónimo dijo...

Mi nombre es Raymundo Pacheco, el 28 de Octubre pasado sepulté a mi madre y pareciera que con ella se me fue una parte sumamanete importante de mí. El vacío existencial es hondo, la tristeza parmamente. En muchas ocasiones creo que no podré superar este sentimiento de abandono. Ella era mi tesoro aqupi en la tierra, ella era mi compañera de vida. Mando un abrazo a los demás que han compartidosu experiencia, es exactamente lo que voy sintiendo. Pongo a dispsición mi correo electrónico por si alguien desea compartir el propio duelo. Es muy dificil el llanto que lloro, la ausencia que cargo. raypa.gal.2_20@hotmail.com
Un abrazo

Anónimo dijo...

mi madre la razon de mi existencia , mi gran felicidad porque el señor fue tan misericordioso con nosotros y no vimos su bondad, el solo nos la permitio para que la cuidaramos y tuvieramos la oportunidad de hacerla feliz en sus ultimos dias de vida, gracias padre santo por tanta bondad, eres mi fortaleza y mi refugio, en ti confio señor, y a ti encomiendo su alma para que la recibas en tu reino y ella pueda gozar de las maravilla de un mundo mejor de paz y amor, amen...

MARIBE dijo...

Martín (26/06) especialmente me llamó la atención tu comentario, por la duda que te aqueja de saber si pudiste, o no hacer algo más por ella. Te cuento que hace 2 semanas mi mamá tomó un antibiótico y a los 2 minutos estaba muerta en el piso, apelando a un antiquísimo curso de RCP comencé las maniobras. Mientras llamaba a la ambulancia, a mis hnos (dres los 3) recordé que ella nunca quiso ser una carga, igualmente continué hasta que llegaron todos. Nos regaló una semana más,para que nos despidiéramos, pero siento que debería haberla dejado ir. Uno nunca sabe de lo que es capaz y SOBRE TODO Y MAS IMPORTANTE, NOSOTROS NO DECIDIMOS!!!!! Sólo el gran ARQUITECTO necesita a esos ángeles a su lado. La extraño cada segundo de mi vida pero sé que la necesitaban en otro lado. FUERZA!!!!

indira dijo...

hola lo que voy a decir es muy simple pero eso me ayuda a levantame cada dia...mami te fuiste primero solo dios sabe cdo. nos volvera a juntar..todos venimos de un mismo lugar y volvemos ahi..solo al que le pasa lo entiende todos los demas lo sospechan..pero es algo tan inmenso y misterioso xcomo la vida misma y ntra cabeza no tiene tanta dimension..solo nos guiamos a los sentimientos y a mi lo racional y espiritual me ayudo cada dia...

paloma dijo...

Durante 51 años compartí con ella, con mi madre, todos los momentos, importantes, o no, de mi vida. Díos quiso separarnos, físicamente, el pasado 19 de marzo y no me queda más remedio que aceptarlo. El dolor es inmenso pero sé que podré superarlo, haré todo lo posible porque ella lo habría querido así. Aunque ahora sólo haya dolor sé que algún día la podré recordar sin él porque como leí hace poco en un libro, el momento más oscuro de la noche es justo el previo al del amanecer. Mi madrecita del alma no está conmigo ya pero sé, estoy convencida, que está en un lugar mejor, en un lugar donde quizá algún día nos volveremos a encontrar. Descanse en paz. Te amo mamá.

Anónimo dijo...

Yo tambien perdi a mi madre hace un mes y ni puedo superar ni entender xq se fue tan pronto xq si no estaba enferma y de pronto me dicw el medico q riene un cancer de higado terminal con solo tres meses probables de vida, mami t apagaste poco a poco. Te extraño y no entiendo xq te fuuste tan rapido, dios te bendiga mami te amo

sandra dijo...

Hola,yo perdí a madre hace 7 meses y sólo pienso en morir ..se fue de repente,me quede fuera de está
vida.Era joven y aún me cuesta creer q no está...como puede mi cuerpo soportar tanto dolor! No le pude decir lo q la quería ..perdí la fe, xq era muy necesaria ya q además cuidaba a cuatro sobrinos.se me pasa el suicidio x la cabeza y aún tengo q mirar a mi hija y ver a mi madre diciéndome q la cuide.sí alguien tiene necesidad de hablar ,aquí os dejo mi correo: aprilsan@hotmail.com

Mamá, eres lo mejor q tenía en esta vida.

Anónimo dijo...

Mi madre falleció el pasado 31 de mayo,de forma muy inesperada y repentina,cuando aún le quedaban muchas cosas por vivir,pues era muy joven. Aún trato de asimilarlo y entender como es esta vida,pero es algo tan natura como el propio nacimiento.
Yo me he refugiado en pensar que esta vida en la que estamos es meramente terrenal,y después de esta hay otra,no se como será y que tipo de circunstancias se dan,pero estoy totalmente convencido de ello.
Personalmente me está ayudando mucho leer libros que tratan este tema, y los hay muy buenos. La dra. Elisabteh Kubler-roos tiene varios libros publicados sobre la muerte. Espero que os puedan servir de ayuda como me están sirviendo a mi. Mucha fuerza y mucho ánimo para tod@s!!!

Anónimo dijo...

Mi madre fallecio hace doce meses,asi de repente....sin mas ...se le paro el corazon,no me perdono no haber estado a su lado,aun no lo puedo creer,lo era todo para mi,no hay nada que pueda describir este dolor..me siento perdida,me faltan sus abrazos, sus palabras, sus besos,era y siempre sera mi madre,la persona que mas he querido y querre hasta el fin.Pienso en el dia que muera y pueda volver a verte.Mama esperame en el cielo.Te quiero

Anónimo dijo...

Yo 5 años de haberla perdido y todos los dias se piensa en ella es una tristeza q nunca se puede superar

Anónimo dijo...

Mi adorada Madre falleció el 2 de setiembre de 2013, Yo tengo 50 años y he vivido con mi madre toda mi vida, ella era una mujer fuerte y de mucho carácter pero hace 10 años le cambiaron la válvula mitral, ella tenía que tomar werfarina toda la vida, hace 5 años sufrió un ACV, en la zona emotiva del cerebro y con eso su raciocinio tuvo un retroceso. Luego sucesivamente ha tenido isquemias que le hacían perder la memoria y se volvió miedosa y dependiente completamente de mi para tomar decisiones ya que parecía una niña. Yo tenía que trabajar y la cuidaba la empleada del hogar con sus dos niñas, una de ellas se enfermo de tos fuerte y no les dije que se fueran para que no contagiaran a mi madre. La empleada con sus hijas dormían en un solo cuarto y a los 4 días ya estaban todas enfermas, contagiaron a mi mama que tenía 85 años la lleve al hospital y no pensé que mi madre fuera a morir, eso nunca se me paso por la cabeza, ella estuvo luchando un mes y medio contra la neumonía y se le complico con una insuficiencia cardiaca ya que ella tenía arritmia. Por el trabajo no me dedique al cuidado de mi madre ya ella estaba delicada y débil y yo no me daba cuenta, ya que siempre la veía como una mujer fuerte, ella caminaba poco porque se cansaba y tenía que estar en una silla de ruedas. El sentimiento de culpa que tengo es no haberle dedicado más tiempo a mi madre y a su cuidado por el trabajo, cada vez que llegaba me decía hijito, esas palabras ya no las voy a volver a escuchar, sufro y lloro todos los días cuando llego a casa y no la veo. no paro de llorar cuando estoy solo y la recuerdo o alguien me habla de mi madre. Le pido a mi madre que me perdone , que me de paz y tranquilidad, porque ya no soporto tanto dolor, no sabía cuánto la quería hasta que la perdí, ella era mi única familia a pesar que tengo hermanos y sobrinos. En el hospital lloraba y le pedía perdón por no haberla cuidado bien y le decía que era lo que mas quería en este mundo, que luchara contra la enfermedad pero no pudo. Cada día que pasa la extraño mas y el solo hecho que pienso que ya no la voy a ver mas me destroza el alma, se me van las fuerzas, no tengo hambre estoy trabajando poco, tengo una fuerte depresión porque no puedo regresar el tiempo para cuidarla como debía, me siento solo y con una enorme tristeza en mi alma. Que Dios te cuide y proteja madre, espero pronto reunirme contigo.mi correo es ricardodubi@hotmail.com

Anónimo dijo...

Gracias a todos los que aquí han escrito. Lo que todos han manifestado, yo lo he sentido y lo sigo sintiendo. Cada una de las experiencias parecen escritas por mí. La partida de mi mamá es el acontecimiento, hasta ahora, más difícil de mi vida. Te extraño mucho mami.... me duele el alma, tengo el corazón partido.

Anónimo dijo...

Hoy hace 2 años y 4 meses que mi madre se fue, su luz se apagó y con ello se apagó parte de mi vida. Os entiendo a los que decís que el dolor es tan grande que no se puede describir, es como pasar de la luz a la oscuridad, te comprende quien ha tenido que enfrentar la misma situación. Anónimo del 21 septiembre, yo no pude despedirme de mi madre quien luchó como una heroína durante casi 7 años contra un cáncer, estaba a 3000km y cuando llegué era demasiado tarde. La misma mañana del día que falleció hablamos y me dijo que se sentía mal, esa fue nuestra despedida, horas después sufrió una hemorragia, su cuerpo no pudo más. Hiciste lo mejor que podías hacer, estar a su lado como ella estuvo siempre al tuyo y esos recuerdos de los que hablas que te impactaron los conozco perfectamente, cuando la ingresaban por hemorragias, la tenían que sondar, pinchar ... cuando me miraba con resignación y dolor, ese dolor que no he sido capaz de arrancar de mi alma, por sentirme culpable de no poder hacer nada para evitárselo. Mi vida habría dado por la suya pero Dios no la quiso. Gracias a todos por compartir vuestro sentir, si me lo permitís lanzo este mensaje a la luz de mi ser, a ti MADRE: Necesito sentir el calor de tus manos, tu mirada cómplice, oír que todo irá bien, pero aquí estoy, sin ti, te extraño tanto madre, eres TODO para mí. Mi consuelo es que el día de mi partida serás tú la que venga a buscarme. TE AMO. Luisa

Fernando dijo...

Hoy hace siete años que murió mi madre, y al contrario de lo que se escucha, creo que con el tiempo la sensación de pérdida es mayor. Para mí la tristeza se hace más grande a medida que pasan los años. Aún así, estoy convencido que mi madre me cuida, que está conmigo y sé que nos volveremos a ver y la sentiré otra vez. No hay nada más grande en la vida como los padres. En mi caso no tengo hijos, quizás lo diga por eso, pero yo realmente sueño con revivir mis sentimientos de la infancia, de la protección que sentía por tener a mis padres. No he vuelto a sentir eso desde que mi madre se marchó. Te quiero, amá.